sábado, 15 de julio de 2017

ALGUNAS CONSIDERACIONES SOBRE LA PRISIÓN DE LOS HUMALA



·      Es injusto comparar las razones por las cuales van los Humala a la cárcel con las que motivaron que Fujimori esté preso. Los delitos de enriquecimiento ilícito y el lavado de dinero de los primeros es modesto frente a los millones que se llevó “El chino” y sus delitos de secuestro y asesinato.
·      Pero hay otras razones que los diferencian. Los Humala no corrompieron todas las instituciones como hizo Fujimori con la ayuda del miserable de Montesinos.
·      Visto así, y saltando aspectos propiamente judiciales, la cárcel para los Humala puede causar lástima y  hasta la congoja  de la ciudadanía.  Es triste ver la caída de pobres diablos o de gente común y corriente que por motivos genuinos se lanza a la política, triunfa y posteriormente fracasa.
·      Sin embargo, este no es el caso de los Humala. Ellos cometieron un crimen mayor que no está en el Código Penal y en eso sí tienen un parecido con Fujimori: ambos traicionaron a sus electores. Efectivamente, Humala fue elegido por su proyecto social demócrata y a los seis meses se deshizo de sus cercanos colaboradores y se entregó al liberalismo más conspicuo. Es decir, cambió de camiseta a los pocos minutos de partido.  Por este motivo y no otro, la prisión  de los Humala no me causa la menor pena. Lo merece tanto Ollanta como su “Lady Macbeth”.
·      Una última consideración sobre los Humala: alabarlo porque sacó de la pobreza extrema a varios millones de peruanos es una afirmación propia de la propaganda neoconservadora (que se autodenomina “liberal”) ya que esa gente sigue siendo pobre de solemnidad y enmascara el fracaso del gobierno porque viéndolo bien durante su periodo la inseguridad ciudadano empeoró, la educación no mejoró, las medicinas en el Perú siguen estando entre las más caras del mundo, la sanidad pública es un desastre, los intereses bancarios de más de 100% que cobran a las tarjetas de crédito es un delito de usura, los intereses de más de 30% a los préstamos a empresas cuando la morosidad es  más baja que la de muchos países, por ejemplo España, en la que los intereses están al 8%.
·      En resumen, diga lo que diga la prensa el gobierno de Humala fue malo para el país.  ¡Y además robó!
Herbert Morote
Julio 2017

martes, 25 de abril de 2017

TODO SOBRE LOS PLAGIOS DE BRYCE ECHENIQUE


PLAGIO Y PLAGIOS DE ALFREDO BRYCE ECHENIQUE

ÍNDICE
  1. Motivación de estas páginas
  2. La amistad con Alfredo Bryce Echenique
  3. La sorpresa del plagio
  4. El plagio
  5. Indecopi
  6. Los otros plagios de Bryce Echenique
  7. El libro –Pero... ¿tiene el Perú salvación? 

1       MOTIVACIÓN DE ESTAS PÁGINAS
Estas páginas salen a la luz en 2017 luego de haber estado 11 años “en construcción”, es decir desde que en junio de 2006  mi entonces amigo íntimo Alfredo Bryce Echenique (ABE) publicó en el diario –El Comercio– su artículo –La Educación en ruinas– plagiado de mi manuscrito –Pero… ¿tiene el Perú salvación?–
La demora se debe a que esperé que las aguas se calmasen antes de dar a conocer mi versión de los hechos. La mezcla de tristeza e irritación que tuve no solo se debió al plagió en sí, que también, sino a que una vez descubierto su plagio Bryce  intentara desprestigiarme en vez de pedir disculpas. Si este delito hubiera sido cometido por un desconocido mi indignación no hubiera sido tan grande.
Pero hay una razón más para publicar estas páginas y es dar a conocer el calvario por el que pasa quien quiera defender sus derechos intelectuales. No solo es el tiempo que se emplea sino también el dinero. En este caso los honorarios de mis abogados sobrepasaron 10,000 dólares. Este costo es una barrera más que facilita la impunidad con la que se practica el plagio en el Perú.

También se pueden leer estás páginas como un ejemplo de muchos personajes que aprovechando su prestigio no tienen ningún reparo moral ni ético para infringir las normas de la decencia. Desgraciadamente, este comportamiento lo vemos extendido en todas las esferas del Perú, desde la política a la religión pasando por  la actividad empresarial, universitaria, judicial, castrense. Basta leer cualquier encabezado de los periódicos para encontrar ejemplos de la decadencia moral y ética que nos invade y de la impunidad que disfrutan los delincuentes. 
CONTINUA EN EL SIGUIENTE ENLACE. http://herbertmorote.com/plagio-echenique.asp